Todo lo que debes saber sobre la ortodoncia invisible

Picture of Fernando Gutiérrez Alameda

Fernando Gutiérrez Alameda

Médico Estomatólogo y director de la clinica FGA

Todo lo que debes saber sobre la ortodoncia invisible


La ortodoncia es la disciplina que estudiar, prevenir y corregir cambios en el desarrollo de los dientes, así como en la forma y posición de las arcadas dentarias, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y la cara, mejorando la estética dental y facial.

¿Y cuáles son los motivos por los que se realizan tratamientos de ortodoncia? Obviamente, van más allá de la estética. El hecho de no tener los dientes alineados puede ocasionar problemas de salud, como la maloclusión, lo que deriva en problemas de masticación, que a su vez, pueden significar problemas de digestión. Además, por supuesto, habrá mayor dificultad para realizar una correcta higiene dental. A través de la ortodoncia podemos mejorar estos problemas y, en consecuencia, contribuir a mejorar nuestra salud.

Existen diferentes tipos de ortodoncia, aunque en los últimos años han cobrado especial protagonismo las ortodoncias invisibles removibles. Es una técnica innovadora, cómoda y discreta que utiliza alineadores transparentes removibles, completamente imperceptibles para los demás.

Permite corregir pequeñas malas posiciones y facilita la higiene dental del paciente respecto al brackets tradicional. Además, previene la posible aparición de manchas en el esmalte frontal del diente.

El éxito de la ortodoncia invisible removible también se debe a que tiene un menor impacto en la vida cotidiana y se puede retirar en un momento específico para una ocasión especial.

La comodidad también es un punto a favor, ya que no provoca irritaciones ni dificultades en el habla. Además, el movimiento dentario es más gradual y constante al cambiar la placa 3 o 4 veces al mes, mientras que en los métodos de ortodoncia tradicionales el ajuste es mensual, siendo el cambio mucho más brusco e incómodo. Al ser extraíble, facilita la limpieza, tanto de la boca como del propio aparato. Además, no hay restricciones en el tipo de alimento, solo hay que sacarlo antes de comer y volver a ponerlo después.

En cualquier caso, es muy importante tener en cuenta que es fundamental seguir unos cuidados generales de higiene bucodental durante el tratamiento con cualquier tipo de ortodoncia: por un lado, la eliminación de la placa dental o biofilm, con cepillo, pasta y flúor. Enjuague bucal, el elemento anticaries por excelencia. También es fundamental cuidar las mucosas, que en muchos casos son agredidas por los propios aparatos o férulas, lo que haremos a través de principios activos que ayuden a protegerlas y regenerarlas.

Por último, y no menos importante, está el control de la dieta, que debe ser equilibrada y, por supuesto, debemos eliminar los restos de comida después de cada comida, sea cual sea el tipo de ortodoncia elegido. Todo ello contribuirá a un control de la higiene bucodental, imprescindible durante todo el proceso.

Artículos relacionados