Odontología alerta sobre las malas prácticas en las frenectomías

Picture of Fernando Gutiérrez Alameda

Fernando Gutiérrez Alameda

Médico Estomatólogo y director de la clinica FGA

Odontología alerta sobre las malas prácticas en las frenectomías


La odontología alerta sobre malas prácticas a la hora de realizar frenectomías, una operación quirúrgica que consiste en retirar el frenillo que conecta el labio superior con la encía y que puede provocar problemas de salud bucal. El Consejo General de Odontólogos alerta sobre la realización de esta cirugía por parte de parteras, al considerar que no tienen las facultades necesarias para realizar este tipo de procedimientos.

Según el Consejo General de Odontólogos, “realizar una frenectomía es una intervención que debe ser realizada por un profesional odontológico, ya sea odontólogo o cirujano maxilofacial”. Además, señalan que este tipo de intervenciones deben realizarse en un ambiente médico adecuado y con la supervisión de un dentista.

Esta alerta surge después de que se hayan denunciado varios casos de frenectomías mal realizadas por parteras en diferentes comunidades autónomas de España. De acuerdo con él Consejo General de OdontólogosEstas operaciones realizadas por parteras están provocando graves problemas de salud en las pacientes, como infecciones y daños en encías y dientes.

El presidente del Consejo General de Odontólogos, Dr. Óscar Castro Reino, explica que «la frenectomía es una cirugía que requiere precisión y conocimiento de la anatomía bucal para evitar posibles complicaciones». Por este motivo, es necesario que este tipo de procedimientos sean realizados únicamente por profesionales odontológicos.

Por su parte, las parteras sostienen que su formación les permite realizar este tipo de intervención quirúrgica, ya que también están capacitadas para abordar temas relacionados con la salud bucal de los pacientes. Sin embargo, el Consejo General de Odontólogos destaca que «la formación en odontología es muy diferente a la de las matronas y por tanto, no tienen las habilidades necesarias para realizar una frenectomía».

Además, el Consejo General de Odontólogos advierte de que realizar una frenectomía sin la supervisión de un dentista puede considerarse una práctica ilegal y poner en peligro la salud de los pacientes. Por ello, piden a las autoridades sanitarias tomar medidas para garantizar que este tipo de cirugía sea realizada sólo por profesionales cualificados.

La frenectomía es una operación que se ha vuelto cada vez más común en los últimos años debido al aumento de la exigencia estética por parte de los pacientes. Sin embargo, desde la perspectiva de la odontología, esta intervención no debe realizarse de forma indiscriminada, sino que debe ser evaluada por un profesional y realizarse sólo si es realmente necesaria por motivos de salud.

Es importante destacar que la odontología también advierte sobre la importancia de un correcto diagnóstico previo a la realización de una frenectomía. En muchos casos, el problema que presenta el paciente está relacionado con factores distintos al frenillo, como problemas de maloclusión, bruxismo, entre otros. Por ello, es fundamental que un profesional cualificado evalúe las causas del problema y determine si realmente una frenectomía es la solución adecuada.

Además, la odontología destaca la importancia de informar a los pacientes sobre los riesgos y posibles complicaciones de una frenectomía, ya que es una cirugía que puede tener graves efectos secundarios si no se realiza correctamente. Por ejemplo, quitarse los frenillos demasiado brevemente puede provocar recesión de las encías o problemas con la erupción de los dientes.

En definitiva, la odontología alerta sobre malas prácticas en la realización de frenectomías, destacando la importancia de que este tipo de cirugía sea realizada únicamente por profesionales odontológicos y con la supervisión adecuada. Asimismo, se hace un llamado a las autoridades sanitarias a tomar medidas para garantizar la seguridad de los pacientes en este tipo de intervenciones. La salud bucal es un tema grave y debe ser tratado con responsabilidad y profesionalismo por todos los actores involucrados.

Artículos relacionados