...

Esta es la manera de prevenir las enfermedades bucales más frecuentes

Picture of Fernando Gutiérrez Alameda

Fernando Gutiérrez Alameda

Médico Estomatólogo y director de la clinica FGA

Esta es la manera de prevenir las enfermedades bucales más frecuentes


La prevención es la clave para tener una boca sana y limpieza bucal Es la actividad que hay que tomarse en serio para ello, además de las visitas al dentista, al menos dos veces al año.

La boca es una cavidad con diferentes tejidos y órganos tan variados que pueden surgir problemas en cualquiera de ellos, desde los dientes hasta los labios o el paladar.

Una enfermedad, provocada por una infección o una molestia no tratada a tiempo, afectaría a nuestra salud bucal y también a la del cuerpo, provocando dificultades para comer, beber o incluso hablar.

Conocer cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes y cómo prevenirlas es también una tarea que ayudará a mantener una boca sana.

Cavidades. Estas son infecciones bacterianas que atacan el esmalte dental. Es tan común que uno de cada cuatro adultos tiene uno y, por lo general, no se trata para curarlo, lo que puede permitir que la infección alcance tejidos más profundos, como el nervio. Se previene con higiene bucal, para evitar la acumulación de placa bacteriana, aunque en algunos casos existe un factor genético.

-Gingivitis. Al cepillarse las encías se les inflaman, enrojecen y a veces sangran, debido a la infección de los tejidos alrededor de los dientes que también provoca placa o biopelícula oral. Debido a que no es necesariamente doloroso, muchas personas no se dan cuenta de que lo tienen. Se previene con buenos hábitos alimentarios y, sobre todo, con una buena higiene bucal.

Periodoncia. Si no hubiera tratamiento gingivitis, empeorará y entonces la enfermedad es ahora periodontitis, con síntomas más evidentes y consecuencias más graves. En el peor de los casos, puede incluso conducir a la pérdida de dientes permanentes. Se previene atendiendo de inmediato las molestias previas, aunque el riesgo es mayor en fumadores, personas con diabetes, consumo de algunos medicamentos o cambios hormonales.

-Candidiasis oral. el hongo Candida albicans causa esta infección, que crea una película blanca en la lengua y puede aparecer en más partes de la boca, llegando hasta la garganta. No es una enfermedad de transmisión sexual y ataca principalmente a personas con sistemas inmunológicos deprimidos.

-Aftas. A tordo, como también se les conoce, son pequeñas úlceras redondas u ovaladas que se vuelven blancas o grisáceas en los labios, debajo de la lengua o en la garganta. Son dolorosos e irritantes. Se desconoce el motivo por el que aparecen, sobre todo en mujeres, y suelen curarse en una semana solas o con el uso de enjuagues bucales. No son contagiosos.



Fuente

Artículos relacionados