¿Cómo puede detectar un dentista la diabetes o la hipertensión?

Picture of Fernando Gutiérrez Alameda

Fernando Gutiérrez Alameda

Médico Estomatólogo y director de la clinica FGA

¿Cómo puede detectar un dentista la diabetes o la hipertensión?


El diagnóstico temprano de enfermedades como la diabetes y la hipertensión es fundamental para poder tratarlas a tiempo y evitar complicaciones más graves. Por este motivo, los odontólogos también juegan un papel importante en la detección de estas enfermedades, ya que pueden identificar síntomas en la boca que pueden ser indicativos de su presencia.

El 30% de los pacientes con hipertensión y el 45% con diabetes no son conscientes de padecer estas enfermedades. Por tanto, la detección por parte del odontólogo puede ser crucial para iniciar un tratamiento adecuado y seguir su evolución. Pero, ¿cómo pueden los profesionales dentales detectar estas enfermedades?

El primer paso es revisar la boca. La odontóloga Karen Mancebo explica que durante un examen bucal, el odontólogo puede identificar síntomas como encías inflamadas, sangrado o sequedad bucal que pueden ser indicativos de la presencia de hipertensión. Además, también pueden notar la presencia de úlceras orales o infecciones que pueden ser consecuencia de un mal control de la diabetes.

Pero no sólo eso, el estudio también destaca la importancia de la saliva en la detección de estas enfermedades. Según el odontólogo Mancebo, la saliva puede ser un indicador temprano de la presencia de diferentes patologías, entre ellas la diabetes y la hipertensión. Por ejemplo, en el caso de la diabetes, la saliva puede presentar niveles elevados de glucosa, lo que puede alertar al dentista sobre la posible presencia de esta enfermedad.

Además del examen bucal, los dentistas también pueden realizar pruebas específicas para detectar estas enfermedades. Por ejemplo, una simple medición de la presión arterial en el consultorio puede ayudar a identificar si el paciente tiene hipertensión o no. También pueden solicitar pruebas de laboratorio para medir los niveles de glucosa en sangre y determinar si hay diabetes.

Pero ¿qué pasa con aquellos pacientes que no acuden habitualmente al dentista? Los expertos afirman que la posibilidad de detectar estas enfermedades a través de una revisión dental es solo un motivo más para mantener una buena higiene bucal y visitar al dentista periódicamente. Así lo afirma la doctora Sara Rodríguez, miembro de la Asociación Americana de Dentistas, quien destaca la importancia de la prevención en la salud bucal y su relación directa con la salud general.

Y la boca es un reflejo de nuestro estado de salud general. Por ello, los dentistas no sólo cuidan de nuestros dientes y encías, sino que también están capacitados para detectar posibles problemas en otras partes de nuestro cuerpo. Según la Asociación Dental Americana, el 90% de las enfermedades sistémicas tienen manifestaciones bucales, lo que demuestra la estrecha relación entre la salud bucal y la salud general.

Por ello, es importante que los odontólogos estén informados y actualizados sobre las relaciones entre las diferentes patologías, para poder actuar de manera oportuna y brindar un tratamiento más completo a sus pacientes. Además, cada vez son más los profesionales de la odontología que se preocupan por la prevención y promoción de la salud, realizando campañas de sensibilización y educación a sus pacientes sobre la importancia de tener una buena salud bucal.

En definitiva, los dentistas no sólo cuidan nuestra sonrisa, sino que también pueden ser una herramienta fundamental en la detección precoz de enfermedades como diabetes e hipertensión. Un chequeo dental periódico puede ayudar a identificar los síntomas y realizar pruebas que permitan un diagnóstico precoz y el inicio del tratamiento adecuado. Por tanto, no olvidemos que nuestra salud bucal es parte integral de nuestra salud general y que cuidarla significa cuidar nuestro bienestar general.

Artículos relacionados